Aceite esencial de Lavanda

¿ Para qué sirve cada aceite esencial de LAVANDA?

Es el más versátil de todos los aceites esenciales. La lavanda tiene un aroma dulce, floral, y a hierba que calma y relaja. Usado a menudo para la relajación, el aceite de lavanda ofrece propiedades que aportan equilibro, aumentan la energía y la resistencia. Se le tiene en gran
consideración para el cuidado de la piel y la belleza y a menudo se utiliza para limpiar pequeñas heridas, hematomas o irritaciones de la piel.

Se han evaluado clínicamente sus efectos relajantes. Puede usarse para limpiar cortes, hematomas e irritaciones de la piel. Es ideal para el cuidado de la piel ya que previene el exceso de sebo, un aceite de la piel del que se alimentan las bacterias. Esta planta se planta y se destila en las granjas de Young Living. Su fragancia calma, relaja y equilibra tanto física como emocionalmente.

Aplicación
Usar en difusión, inhalar directamente o aplicar de 2 a 4 gotas en los chakras o puntos VitaFlex. Como la lavanda tiene un amplio uso, si no estamos seguros de qué aceite aplicar, podemos usar lavanda. Es seguro usarlo en niños pequeños. Añadir a la comida o a la leche de soja o de
arroz como suplemento dietético.

Masajear la nuca o las plantas de los piel para conseguir un efecto calmante. Echar una gota en la palma de la mano, frotarla y pasarla por la almohada para ayudar con el sueño. Para calmar una quemadura menor aplicar 2 ó 3 gotas en la zona afectada afectada. Frotar varias gotas en la zona afectada del cráneo para ayudar a calmar irritaciones menores. Vaporizar para minimizar las reacciones al polen y los ácaros del polvo. Aplicar 2 ó 3 gotas para aliviar el picor y calmar la piel.

Precauciones
Si estás embarazada o bajo tratamiento médico consulta con tu médico.