Niños y los aceites esenciales

Si tienes niños en casa, apuesto a que ya has descubierto diferentes formas de cómo los productos doTERRA les ayudan a tener un estilo de vida más benéfico. Puede ser que te sientas un poco nervioso en usar los aceites en tus hijos o note sientas tan confiado si son totalmente seguros para los más jóvenes.

Como científico que ha estudiado los aceites esenciales por más de 15 años y como madre de cuatro increíbles niños, te puedo asegurar que los productos doTERRA son maravillosos para ellos. Nosotros los disfrutamos a diario en casa. Si usas los productos cuidadosamente puedes aprovechar de una manera segura todos los beneficios que ofrecen.
Si aún estás nervioso acerca de su uso con niños, te doy algunos puntos importantes que debes de tener en cuenta.
Los aceites esenciales no son algo nuevo. Si bien parece que son lo más novedoso, en realidad han sido utilizados por el hombre desde hace miles de años. Los aceites esenciales contienen componentes que son reconocidos por nuestro sistema corporal y se usan de la mejor manera. Ten la seguridad de que si usas aceites esenciales para tus hijos no estás inventando la rueda.
Los niños son pequeños adultos. Recuerda que todos los aceites esenciales son potentes y basta usar una pequeña cantidad para lograr su eficacia, especialmente si estamos hablando de niños. Un poco ayuda mucho. Ajusta las cantidades de acuerdo con el usuario. Y siempre ve las cantidades recomendadas.
Diluir. La piel de los niños es diferente a la de los adultos, es más delgada y sensible. A pesar de que la mayoría de los aceites no son irritantes para la piel (especialmente en la parte inferior de los pies, donde la piel es más gruesa), una buena idea es diluir el aceite con Aceite Fraccionado de Coco antes de aplicarlo en los niños. Obtendrás los mismos beneficios, solo estás agregando humedad extra y cuidando la delicada piel infantil.
Difusor. La aromaterapia es una excelente manera de disfrutar los beneficios de los aceites esenciales sin preocuparte de las reacciones en la piel. Durante mucho tiempo se han estudiado los beneficios aromáticos de los aceites por su capacidad para mejorar los sentimientos de relajación, estímulo, emoción, concentración y bienestar. Además, los aceites utilizados con un difusor promueven un ambiente más agradable: Esto siempre es un plus cuando en la casa hay niños.
Aceites para niños. Las etiquetas en las botellas de aceite de doTERRA nos recuerdan que debemos mantenerlas fuera del alcance de los niños. Los niños no comprenderán la potencia de los aceites esenciales; solo saben que estos encantadores líquidos huelen increíble, y pueden excederse al usarlos. Los adultos, siempre deben de ser quien los apliquen de una manera juiciosa y segura.
1. doTERRA Touch®. Estos productos son geniales porque vienen pre diluidos. La piel joven es diferente de la piel adulta: es más delgada, más delicada y generalmente más sensible. Una buena idea es diluir cualquier aceite esencial antes de aplicarlo a los niños, y este kit elimina el proceso de diluir.
2. Productos doTERRA OnGuard®. Nos encantan todos los productos que contienen doTERRA OnGuard, y son muy amigables para los niños. La pasta de dientes es maravillosa. Mis hijos disfrutan el sabor y me gusta que no está lleno de sustancias químicas que ni siquiera yo puedo pronunciar. El limpiador concentrado hace que el baño sea fresco y no tengo que preocuparme por residuos tóxicos. Y, por supuesto, usamos doTERRA OnGuard con difusor durante los meses de invierno.
3. doTERRA Balance® y doTERRA Serenity®. Estas mezclas han hecho maravillas para nuestra familia. Recientemente nos mudamos, y mis hijos tenían problemas para dormir en sus nuevas habitaciones. Un agradable masaje con estos aceites (diluido y aplicado a las plantas de los pies) ayudó a que todos se sintieran relajados y a gusto en el nuevo entorno. Continuamente volvemos a estas mezclas cuando las tensiones de la vida diaria hacen que todos esten nerviosos o alterados.
4. Aceites de cítricos. Esparcimos aceites todos los días, y los aceites de cítricos son los favoritos de mis hijos. Son tan estimulantes y energizantes, perfectos para los días de invierno cuando nadie quiere salir de la cama. Es la mejor forma de sacudirnos el sentimiento de desgano posterior a las fiestas. Nuestros favoritos son Naranja Silvestres (Wild Orange), Limón (Lemon) y toronja (Grapefruit). Incluso aplicamos los aceites en las palmas de las manos y los llevamos a nuestras narices para obtener una “capa aromática”. (¡Solo asegúrate de evitar la exposición al sol después de aplicar aceites cítricos en la piel!)
5. Correct-X®. Siempre tenemos este producto a la mano durante nuestros paseos al aire libre; es genial tener algo natural y efectivo, pero suave y no irritante, para una piel joven y sensible.