Aceites esenciales, ¿es peligroso tomarlos?

Enrique Sanz Bascuñana. Aromatólogo A.E.A. Últimamente es raro el día en que no me llegue o bien una consulta sobre este tema: ¿tomar aceites esenciales es peligroso? o bien una noticia (generalmente desagradable) de problemas relacionados con el mal uso de aceites esenciales por vía interna. Así que me veo en la obligación moral de escribir estas líneas para intentar aclarar si tomar aceites esenciales es o no peligroso para la salud humana.

Voy a intentar ser lo más breve posible para no cansarles. Considerando que:

  • Los aceites esenciales son complejas mezclas moleculares con potente acción farmacológica de cada una de las moléculas que los conforman.
  • Que dicha composición físico-química les otorga propiedades terapéuticas, indicaciones y contraindicaciones, estudiadas por la farmacología actualmente y demostradas científicamente.
  • Que los aceites esenciales son los extractos vegetales de mayor potencia que se emplean en fitoterapia y aromaterapia y que han de emplearse con conocimiento de causa, en las cantidades, proporciones y formas de uso más adecuadas y eficientes para cada persona.
  • Que la toma de aceites esenciales (ingesta) o cualquier otra forma de uso por vía interna por sus características es la que mayor riesgo de toxicidad real comporta, ya que el cuerpo absorbe la totalidad del aceite esencial aplicado.
  • Que los profesionales que aplican la aromaterapia por vía interna, en su origen, en la escuela francesa, son médicos con formación sanitaria adecuada y especialización en Fitoaromaterapia posterior, con capacidad de diagnosis y prescripción médica y con posibilidad de realizar formulaciones magistrales (la aromaterapia real individualiza sus tratamientos), siendo los profesionales farmacéuticos quienes materializan dicha formulación magistral.
  • Que dichos médicos, en el caso de enfermedades o trastornos que consideren pueden ser tratados con aceites esenciales por vía interna, suelen trabajar en dosis diarias que oscilan entre 1 y 3 gotas 3 veces al día con periodos de tratamiento que no suelen durar más de tres semanas, en ningún caso tratamientos continuados de meses sin evaluación y con periodos de descanso
  • Y para finalizar, que todos los aceites esenciales puros, si están bien destilados y envasados, tienen propiedades terapéuticas, siendo falsos y simples argumentos de marketing que aplican algunas empresas sin escrúpulos, conceptos como “grado terapéutico” o “calidad terapéutica” (de lo contrario los miles de profesionales que durante décadas en Francia y otros países han estado tratando enfermos y curándoles ¿cómo han podido hacerlo si ese tipo de “aval” no existía?)

 

Nos lleva a la siguiente conclusión razonable:

El uso de aceites esenciales por vía interna (ingesta), comúnmente denominado “tomar aceites esenciales” es una de las prácticas que conlleva un mayor riesgo debido a su potencia y potencial de toxicidad por esa vía (no tiene nada que ver con la vía externa)

Únicamente deberían usarse bajo consejo médico especializado.

Los profesionales que no tienen una preparación suficiente en Aromaterapia Clínica, deberían abstenerse de recomendar y animar a la ingesta de aceites esenciales, así como a cualquier otro tipo de aplicación por vía interna que pueda poner en riesgo la salud e incluso la vida de sus consultantes.

Los aceites esenciales son extractos vegetales muy potentes, no tienen nada que ver con las Flores de Bach ni con la Homeopatía.

No son caramelitos de plantas inocuos, como algunas personas desde su ignorancia o bien desde su codicia, pretenden dar a entender a las víctimas que les compran sus productos.

De igual modo que pueden resolver y sanar enfermedades, pueden producirlas por su mal uso.

Aquí tenemos un resumen de las más comunes de las contraindicaciones que se encuentran cuando se toman aceites esenciales (Tomado del Máster Europeo en Aromatología y Aromaterapia Integrada, Instituto E.S.B.)

3.6.1.5. TOXICIDAD DE LAS MOLÉCULAS AROMÁTICAS. PRECAUCIONES DE EMPLEO

Las características físico-químicas de los componentes de los aaee., sobre todo su pequeño tamaño y la liposolubilidad propia, les otorgan características particulares que tienen que ver con su efectividad y efectos farmacológicos.

Estos componentes pueden inducir en determinadas condiciones, una toxicidad y una remanencia (persistencia después de terminar su administración) en los tejidos grasos del organismo, sobre todo en los tejidos nerviosos, muy ricos en lípidos.

3.6.1.5.1. NEUROTOXICIDAD

La solubilidad en los lípidos que componen el sistema nervioso induce a una potencial neurotoxicidad de algunas funciones químicas como cetonas (tujona, alcanfor, pinocamfona, mentona), lactonas y mentol y eucaliptol.

Existe el riesgo de convulsiones en el niño y las crisis epilépticas en adultos e incluso de depresión del S.N.C. por aaee. que contienen carvona, citral y limoneno.

3.6.1.5.3. TOXICIDAD GASTROINTESTINAL

En caso de gastritis o úlceras gastro-duodenales:

– Todos los aaee irritantes deben evitarse, sobre todo los que contienen fenoles (timol, carvacrol, eugenol) y el aldehído cinámico.

– Evitar los aaee. picantes y sulfurados (Ajo Allium sativum, mostaza Brassica o Sinapsis sp.), los de jengibre Zingiber officinale y cúrcuma Curcuma sp.

En caso de uso prologando, la mayor parte de aaee. son tolerados con dificultad y pueden provocar gastralgias.

3.6.1.5.4. CANCEROGENICIDAD

En este caso, los efectos se han comprobado en animales, no en personas (ver módulo 4):

– Metil-chavicol o estragol Ocinum basilicum, Artemisia dracunculus

– Safrol Myristica fragrans

– Pulegona Mentha pulegium

– Beta-asarona Acorus calamus

3.6.1.5.5. HEPATOTOXICIDAD

Es difícil llegar a la hepatotoxicidad con las formas de uso de la Aromaterapia Clínica, suele tener que ver con el abuso de ciertas cumarinas, componentes de la pimienta negra o del pimiento en dosis altas y la pulegona.

3.6.1.5.7. OTROS RIESGOS

El mal uso y la negligencia pueden producir efectos colaterales trágicos en el uso de aaee.

Por ejemplo, el a.e. de Syzigum aromaticum también conocido como Eugenia caryophyllus puede provocar accidentes hemorrágicos en combinación con anticoagulantes, debido al efecto antiagregante plaquetario del eugenol.

Los mecanismos de regulación neuro hormonales pueden perturbarse si se utilizan:

– Aaee. de forma prolongada, aunque se dosifiquen correctamente

– Elección inadecuada en la estrategia terapéutica que produzca fenómenos incontrolados

Por ejemplo, el a.e. de anís Pimpinella anisum, presenta efectos estrogénicos por el trans-anetol y la Salvia sclarea por el esclareol.

Su uso en mujeres con mastosis o fibromas uterinos, patologías en las que los estrógenos están implicados, pueden agravar la situación

El uso correcto por parte de los profesionales sanitarios o por los profesionales con formación suficiente en Aromatología de los aceites esenciales por vía interna, no comporta ningún tipo de riesgo porque se aplican con sentido común y conocimiento de causa.

La moda de recomendar ingerir aceites esenciales actual es muy peligrosa para la salud humana, porque carece de conocimiento sobre lo que se está haciendo, del estado de salud de la persona que los ingiere y de los posibles efectos secundarios que pueden producir, de si está o no medicándose y las posibles interacciones negativas con la medicación.

Además, como cualquier profesional de la Aromaterapia sabe, la ingesta no es la mejor vía de aplicación siempre ni la más eficaz. Ahí se demuestra quien sabe algo de lo que hace y quien simplemente vende aceites.

Muchas enfermedades y trastornos pueden tratarse desde la vía externa (piel y aparato respiratorio) sin poner en riesgo la salud humana, con mucho menos riesgo tóxico y sobre todo de manera más eficaz.

El ejemplo clásico de la gripe, que puede tratarse de modo mucho más eficaz con Eucaliptus radiatao Ravensara aromatica por vía externa que por vía interna es una sencilla y práctica evidencia que debería hacernos pensar siempre antes de tomarnos algo por vía oral.

“Jugar a los médicos” con los aceites esenciales es lo que están haciendo principalmente empresas multinivel sin escrúpulos a las que les importa muy poco si esos aceites usados incorrectamente, tomados abusivamente y prescritos por personas con cero conocimientos en salud humana y aromaterapia causan con el tiempo daños a sus consumidores. Lo importante es vender y hacer red, caiga quien caiga.

Los profesionales de la aromaterapia que llevamos años defendiendo el buen uso y las ventajas de la correcta aplicación de los aceites esenciales estamos en contra de cualquier práctica deshonesta que ponga en riesgo innecesario la salud de las personas, precisamente lo que queremos defender y venimos haciendo desde hace décadas.

La aromaterapia existía antes de la aparición de esos engendros multinivel en el mercado, no la han creado ni tan solo hecho ellos, y a su pesar, seguirá existiendo después de que desaparezcan del mapa.

POR LO TANTO, TOMAR ACEITES ESENCIALES SIN EL CONOCIMIENTO NECESARIO SI ES PELIGROSO, MUY PELIGROSO, PARA LA SALUD HUMANA.