Por qué la aromaterapia está apareciendo en las unidades de cirugía de los hospitales

Los aceites esenciales están ganando popularidad, pero ¿qué dice la investigación? Con la ayuda de los expertos de Mayo Clinic, aprende cómo pueden ayudarte los extractos botánicos.

¿Los aromas tienen el poder de aliviar el dolor o de mejorar el humor?

¿La aromaterapia es una moda pasajera o una parte importante del enfoque holístico de la sanación?

¿La nariz es un pasaje hacia el cerebro?

Los expertos se están enfocando en preguntas como estas y están descubriendo que los aromas potentes y basados en las plantas podrían tener un lugar en la ciencia de la salud y de la sanación.

Como muchas personas buscan remedios naturales (y seguros) para los trastornos del sueño, el dolor crónico, etc., los aceites esenciales como la lavanda, el jazmín, el jengibre y la hierbabuena están cobrando popularidad.

Es cierto que la investigación es limitada, pero algunos estudios pequeños sugieren que la aromaterapia puede ser beneficiosa. Y al considerar todos los aspectos, la forma en la que te sientes puede ser lo más importante: Muchas personas informan que los aceites esenciales les ayudan a sentirse mejor al aliviar las náuseas y los dolores musculares, o al promover la relajación después de un día estresante.

¿Puede ayudar con el tratamiento del dolor?

Posiblemente. Los investigadores que consideran la aromaterapia como un método de ayuda para el dolor después de una cirugía han descubierto que aquellas personas que prueban la aromaterapia no solo controlan mejor el dolor, sino que también afirman lograr una mayor satisfacción general en cuanto a su cuidado. Por supuesto, los aceites esenciales son solo una parte del plan de tratamiento del dolor posoperatorio.

Las mujeres en trabajo de parto también informaron resultados positivos respecto del uso de esencias como la de rosa, lavanda e incienso. En un estudio, estas esencias parecieron ayudar a aliviar la ansiedad y el miedo, y a reducir la necesidad de tomar analgésicos.

¿Ayuda a dormir mejor?

El té de manzanilla y la loción de lavanda a la hora de dormir son conocidos promotores del sueño. ¿Pero funcionan realmente? Según estudios de pacientes hospitalarios, la respuesta sería afirmativa; se ha documentado que estos aromas pueden estimular la relajación y mejorar el sueño.