Como te pueden ayudar los aceites esenciales de Canela y Cardamomo en tus viajes y ascensión a montañas

Soy alumno del Instituto de Aromaterapia Integrada E.S.B. y quería compartir con vosotros mi experiencia con dos Aceites Esenciales (a.e.) : Canela corteza (Cinnamomun zeylanicum verum) y Cardamomo fruto (Elettaria cardamomum).

Esta pasada navidad decidí irme de viaje a Kenya con un propósito, realizar la ascensión al pico Kilimanjaro (5895m) en Tanzania y el pico Lenana (4985m) en Kenya. Cuando decidí empezar esta aventura me surgieron inquietudes sobre que necesitaba y como debía prepararme.

Para asesorarme fui al centro internacional de vacunación más cercano. En el centro me dieron mucha información necesaria para empezar a prepararme, como por ejemplo vacunas necesarias, material de primeros auxilios, información de enfermedades, etc. Pero estas indicaciones no cubrían todas mis inquietudes, como por ejemplo, como disminuir los efectos del mal de altura o como inmunizar mi estomago contra bacterias tropicales y aquí es donde entran en juego estos dos aaee.

Como inmunizar tu estómago contra infecciones tropicales con Canela corteza

El a.e. de Canela corteza tiene propiedades contra infecciones y fiebres tropicales, se puede utilizar como protector de tu estómago a la hora de tomar alimentos o aguas de un país tropical, con bacterias diferentes, a las que tu estómago no está acostumbrado.

La mejor vía y más rápida de absorción para este tipo de tratamiento es la oral. Pero hay que tener especial cuidado con este a.e. debido a su contenido en aldehído cinámico, que es dermocáustico y podría producirnos severas quemaduras si no se administra de la manera correcta. Para evitar esto, lo administremos preparando unos comprimidos con el a.e. diluido en un aceite vegetal (av.) como el aceite de oliva (Olea europaea).

Para preparar los comprimidos es muy sencillo, tienes que comprar cápsulas vacías, las rellenas con los aceites y las tienes listas. Para asegurar una mayor protección e ir preparando nuestro estómago, empezaremos preparando cápsulas con 1 gota de a.e. y para continuar protegiendo preparamos cápsulas con 2 ó 3 gotas de a.e. (Yo utilicé en mi viaje 2 gotas de a.e.).

Las cápsulas vacías tienen dos partes, un cuerpo más largo y un tape más pequeño. Introducimos la o las gotas de a.e. en la parte más grande de la cápsula, el cuerpo. Rellenaremos hasta completar con el av. y las cerraremos. Una vez que tenemos preparadas las cápsulas, 15 días antes de iniciar el viaje y 3 veces al día (30 min. antes de cada comida), comenzaremos tomando las cápsulas con una gota de a.e. De esta manera iremos preparando nuestro estómago. El día que inicies el viaje comenzarás a tomar las cápsulas con 2 ó 3 gotas de a.e., durante toda la estancia en el país, de la misma manera que he indicado antes. Una vez acabado el viaje dejaremos el tratamiento.

Mi experiencia con este a.e. fue muy grata, durante toda mi estancia no tuve ningún síntoma de infección ni de descomposición y me permitió realizar mi viaje sin ningún contratiempo. Aunque seguí manteniendo las precauciones básicas con los alimentos y bebidas. Siempre agua embotellada, frutas peladas, jugos de fruta con agua embotellada, etc. El único contratiempo que tuve fue cuando llegué a casa, una vez terminado el tratamiento, que a los dos días padecí una leve descomposición, que puede ser habitual cuando se producen cambios en los microorganismos del estómago. Después de esta experiencia en mi próximo viaje continuaré el tratamiento 4 días después como preventivo a posibles descomposiciones y ver si tiene algún efecto positivo. Recomiendo este tratamiento como complemento de las indicaciones del centro internacional para proteger el estómago en viajes a zonas tropicales.

Como prevenir el mal de altura con Cardamomo fruto

El a.e. de Cardamomo fruto ayuda a un mejor funcionamiento cardiovascular y a la generación de glóbulos rojos en la sangre, favoreciendo una mayor absorción del oxígeno en el aire que respiramos. La mejor vía y más rápida de absorción para este tipo de tratamiento es la oral.

Este a.e. no tiene ninguna propiedad dermocáustica, por lo que podemos utilizarlo puro. La forma más cómoda de administrar es colocar 1 gota del a.e. sobre la mano y la lameremos. Podremos lamer tantas veces como nos sea necesario o nos sintamos aturdidos por la falta de oxígeno.

Mi experiencia con este a.e. fue un éxito. Para tratar el mal de altura no realicé ninguna toma previa a la ascensión y desconozco si potencia la eficacia del tratamiento. Vivo cerca del pirineo aragonés y estoy acostumbrado a realizar cumbres con una media de 3000 m de altura sobre el nivel del mar, por lo que mi cuerpo está más preparado para medios con menor cantidad de oxígeno.

Por este motivo, hasta que no superé esa altura no comencé a sentir síntomas del mal de la altura en ninguna de las dos ascensiones. El primer pico que realicé fue el Kilimanjaro (5895m.). Para la expedición estaba obligado a contratar un equipo que estaba formado por: un guía, 3 porteadores, uno de ellos camarero, y un cocinero. Esto me facilitó mucho la ascensión por el tema de peso y el esfuerzo requerido, si bien no quiere decir en ningún caso que sea una excursión para toda la familia.

Comencé en la entrada del Parque Nacional del Kilimanjaro a 1800 m de altura sobre el nivel del mar. No seguí ninguna pauta de tiempo a la hora de las tomas, en cambio observé que conforme iba ascendiendo cada vez tomaba el a.e. con mayor frecuencia. Al igual que cuando me sentía aturdido o sentía una leve presión en la cabeza, lamia otra gota. Su efecto era casi inmediato, a los minutos sentía como esa presión o malestar iba mejorando. Si mi estado no mejoraba, lamia 1 o incluso 2 gotas más, hasta que me sintiera mejor.

Durante la ascensión dormí en 3 campamentos. El primero a 2720 m, el segundo a 3720 m y el tercero a 4720 m. Durante la estancia en los campamentos no realicé ninguna toma de a.e., solo durante las ascensiones. Finalmente llegué a  la cima (5895 m.) sin ninguna adversidad, aunque a esa altitud tu cuerpo está en unas condiciones para las cuales no está preparado. Mi respiración se disparaba al mínimo esfuerzo, debido a la falta de oxígeno en el aire, necesitaba respirar más veces para obtener el aporte necesario de oxígeno.

Para la bajada tampoco realicé ninguna toma debido a que, conforme vas bajando metros de altura, la cantidad de oxígeno en el aire aumenta. El segundo pico que coroné fue el Lenana (4985m.) situado en la cordillera del Monte Kenya. Esta ascensión fue más auténtica debido a que la realizamos mi amigo Eduardo de Antonio y yo solos. Cargando todo nuestro equipo, la cocina, vajilla, comida para 3 días, ropa, etc.

Comenzamos en la entrada del Parque Nacional del Monte Kenya a 2700 m de altura sobre el nivel del mar. A los 3000 m llegamos al primer campamento donde pasamos la primera noche, hasta el momento ninguno de los dos tomamos a.e. ni notamos ningún síntoma. Al día siguiente comenzamos a las 6 de la mañana con intención de coronar la cima y dividimos la jornada en dos etapas.

En la primera ascendimos a 4300 m, hasta llegar al segundo campamento, donde comimos algo y dejamos las mochilas con  gran parte del peso. durante esta etapa, sobre los 3500 m comenzamos a tomar a.e. debido a que empezábamos a sentir la falta de oxígeno cuando respirábamos. En la segunda etapa, coronamos la cima (4985 m), en la cual tuvimos una jornada muy exigente debido a la inclinación del terreno por el que avanzábamos.

Durante toda la segunda etapa cada poco rato íbamos tomando el a.e. debido a que el desnivel que acumulamos fue muy exigente y nuestra frecuencia respiratoria aumentaba. Empezamos a las 6 de la mañana a 3000 m, coronamos a las 15:00 a 4985 m y volvimos a bajar a 4300 m sobre las 17:30, donde se encontraba el 2º campamento y todo el resto de nuestro material.

uso de aceites esenciales para combatir el mal de altura y escalar montañas

Al igual que para el Kilimanjaro, en el descenso no realizamos ninguna toma. Cuando ya estábamos en el campamento preparando la cena nos pusimos a hablar con un guía. Cuando le dijimos el desnivel que habíamos realizado, nos dijo que no había conocido a ninguna otra persona que hubiera realizado ese desnivel en un mismo día. Incluso nos preguntó que si habíamos tomado algún tipo de medicamento o droga. Le comentamos que habíamos utilizado el a.e. Eduardo y yo estamos acostumbrados a realizar montaña, pero aun con todo yo creo que el a.e. hizo su parte para que pudiéramos realizar la cima sin ninguna complicación. Al día siguiente bajamos a la entrada del parque sin realizar ninguna toma más.

Para terminar, recomiendo estos a.e. a cualquier persona y creo que son de gran ayuda para todo el mundo. Las únicas contraindicaciones o precauciones que se deben tomar son las siguientes:

-Para el aceite de Canela corteza, si notáramos alguna molestia en el estómago durante la toma, ya sea  en los 15 días antes o durante el viaje, interrumpiríamos el tratamiento de inmediato, ya que podría estar produciendo irritación en el estómago debido a su propiedad dermocáustica.

-Para el aceite de Cardamomo fruto, el hecho de que este a.e. ayude en el mal de altura no exime de la preparación física y conocimientos de montaña previos que requieren la ascensión de estas cimas. Siempre hay que tener un gran respeto a la montaña.

Quería compartir este testimonio con vosotros para mostrar el poder que tienen los a.e. y demostrar que las terapias alternativas se pueden compaginar con un tratamiento convencional.