Aceites esenciales para cada elemento del zodiaco

Pues sí, para algunos puede sonar extraño, pero tu información astrológica sí ayuda a escoger un aceite esencial que te pueda ser útil. Cada signo tiene su elemento (Fuego, Tierra, Aire o Agua), y cada elemento tiene características de personalidad, y físicas, para las que podemos escoger ciertos aceites.

Los signos de FUEGO (Aries, Leo y Sagitario) suelen ser inquietos, impacientes y acelerados. Es común que les cueste trabajo terminar lo que comienzan, y que exageren con la actividad física y terminen super cansados. Por ejemplo, los pequeños con la luna en fuego son los típicos que después de estar muy activos en lugar de dormirse lloran o hacen berrinche, porque no saben reconocer que están cansados.

Aceites esenciales como el geranio y la manzanilla pueden ayudar a mitigar su impaciencia.  El de mejorana ayuda también a desacelerar, a calmar sus nervios, y es útil cuando sus músculos están adoloridos o tensos por demasiado esfuerzo. El de romero ayuda a recuperar la energía y también a concentrarse por mayor tiempo en la misma actividad.

Aceite de geranio

A los signos de TIERRA (Tauro, Virgo y Capricornio) les gusta tomarse su tiempo y que no los presionen. Entienden por instinto las necesidades de su cuerpo, y eso ayuda a que sepan cuidarse.  Es posible que se tarden mas en aprender algo, pero también que tengan buena memoria. Un niño de Tierra, por ejemplo, reconoce cuando está cansando o tiene hambre y preferirá dormir o comer que seguir jugando.

Disfrutan mucho de lo que pueden percibir a través del tacto, y por eso a la mayoría les encantan los masajes, que pueden ser una muy buena manera de aplicarles (super bien diluído, claro) un aceite esencial.  Los aceites esenciales de cítricos (ojo, que después de aplicarlos en la piel hay que evitar el sol para no mancharse) pueden ser de gran ayuda para activarse. El de ylang ylang les ayudará a tomarse la vida con mayor ligereza.

Aceites esenciales cítricos

Los signos de AIRE (Géminis, Libra y Acuario) son “nerviositos” y muchas veces distraídos, porque como todo les llama la atención, es muy fácil que brinquen de un tema, o actividad, a otro. Es común que vivan mas bien en el mundo de las ideas, y no tengan mucha conexión con las necesidades físicas del cuerpo. Un pequeño de aire es el típico que aunque muera de hambre se distrae y deja de comer por cualquier cosa.

Aceites esenciales como el vetiver y el incienso, que vienen de plantas con raíces bien agarradas a la tierra, les dan estabilidad y los ayudan a “poner los pies en la tierra”. El de lavanda puede ser de mucha ayuda para ayudarles a relajarse. Al ser un signo de aire, el sentido del olfato es super importante, y por eso les cae muy bien el uso de aceites esenciales en un difusor.

lavanda

Y los signos de AGUA (Cáncer, Escorpión y Piscis) son los más sensibles de todos – aunque Escorpión no siempre demuestra lo sensible que es. Tienen muchísima imaginacion, a veces demasiada, y es fácil que se sientan desanimados o tristes por algo que a otros no les importaría. Aman el agua, literal, y los pequeños de este elemento son de los que mas disfrutan la hora del baño.

Los aceites esenciales de cítricos – como limón, naranja, mandarina – ayudan a levantar el ánimo y nivel de energía.  Los de flores, como manzanilla y geranio, les ayudan a relajarse, además de tener un aroma muy reconfortante. Otro que puede ser muy bueno para ellos es el de cedro, que es relajante y también ayuda a poner los pies en la tierra.  Estos tres últimos pueden ser buenísimos si los agregamos (diluidos con un aceite vehicular) en el agua de un baño de tina.