Aceite esencial de incienso y tumores

En este artículo os hablo de nuevo (no queda más remedio) la falacia de que el aceite esencial de incienso elimina los tumores y el cáncer.

“Más peligroso que un mono con pistola”

Un famoso dicho que viene a decirnos que, si das un arma a alguien irresponsable, lo lógico es que cause un desastre.

Os comparto el testimonio de la Sra. Mayra, desde México, que me habla hoy telefónicamente (12/03/20) y me autoriza a divulgarlo.

A ver si con este tipo de testimonios reales, evitamos accidentes a personas de buena fe que caen en las garras de estos vendedores de aceites de nula formación en aromaterapia.

Para que veáis que no nos inventamos nada y que se están haciendo auténticos disparates con la falta de responsabilidad y de ética tan grandes que tienen auténticas multitudes lanzadas a vender aceites esenciales en todo el mundo.

Resulta que esta persona es diagnosticada de Schwannoma vestibular, un tipo de tumor que se aloja en el oído. de crecimiento lento (generalmente benigno) y que puede llegar al cerebro (resumiendo, podéis buscar más info en internet: ver más).

Aceite esencial de incienso y tumores

Tiene la mala suerte de quedar con una amiga en un café, y allí contacta con una vendedora de una empresa multinivel (YL) que le dice que puede curarse de esa enfermedad tomando aceites esenciales.

No os lo perdáis: 8 gotas de incienso + 8 gotas de naranja, en una cápsula, 3 veces al día (sin límite de días)

A la segunda toma, lo interrumpe porque siente náuseas, descomposición general y un sabor insoportable en la boca.

A la pregunta por nuestra parte “¿le recomendaron preparar la cápsula con aceite vegetaljunto con los esenciales?” la respuesta es “no”. Eso ya nos da una idea del nulo conocimiento de aromaterapia clínica que tiene la persona que recomienda la ingesta tan alegremente.

Es decir, está recomendando 16 x 3= 48 gotas al día, cuando un médico formado en fitoaromaterapia lo máximo que prescribe son 9 (entre 3 y 9 para ser exactos como media).

Nos contacta para preguntar sobre el tratamiento con aceites esenciales y le informamos que, desgraciadamente, ni el incienso ni la naranja son eficaces para ello y que busque un profesional de la medicina integrativa que pueda acompañarle en su proceso.

Podéis ver el artículo del blog del Instituto sobre el tema de cáncer y aes.

No hagáis caso de las publicidades engañosas que inundan internet, se copian y pegan unas a otras y no resisten un mínimo análisis técnico o médico; no es tan fácil que un cáncer o un tumor remita, y no puede atribuirse de forma tan ligera e irresponsable a la ingesta de un aceite esencial que ya se ha demostrado QUE NO CONTIENE LAS MOLÉCULAS ANTICANCERÍGENAS QUE ESTOS INSENSATOS LES ATRIBUYEN. Sólo por este detalle, ya deberíamos desconfiar de sus recomendaciones (ver artículo del blog anteriormente citado).

Dichos componentes se encuentran en otros extractos del incienso, no en el aceite esencial, y el que puedan tener un efecto “in vitro” sobre células cancerígenas, no implica que necesariamente lo hagan “in vivo” sin más experimentación y pruebas.

Pero, como todos los mentirosos y estafadores, ellos no se bajan del burro y siguen con sus falsedades comprometiendo la salud y la esperanza de muchas personas que están en grave riesgo de salud por su enfermedad.

Esto no es aromaterapia, no es profesional ni ético y no tiene nada que ver con el buen uso que se ha hecho siempre de los aceites esenciales.

Sería muy bueno que las autoridades competentes de una vez por todas, impidieran que se estén haciendo estas recomendaciones absurdas a todas las empresas que las fomentan.